Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘andrea camilleri’

Andrea Camilleri, un genio

Andrea Camilleri es un escritor de puta madre, esa es la verdad de la milanesa.

Este escritor, nacido en Porto Empedocle, Sicilia, hace 86 años, fue durante gran parte de su vida guionista de televisión y director teatral.  En 1994, año en el que le cortaban las piernas al Diego, surgía de lo más profunda de la Sicilia, el personaje más irónico y que más afecto me ha despertado en toda mi vida de lector: Salvo Montalbano. Un comisario de un pequeño pueblo (ficticio) al sur de la isla, amante de la comida, de la soledad, del mar, malhumorado, tierno, culpógeno, respetuoso de la amistad, conocedor de los dolores (propios y ajenos). Todos estos tópicos de su personalidad, lo convierten en un personaje inigualable.

Sus novelas combinan los misterios policiales con ironías constantes y personajes que llegan al lector dando una sensación de camaradería, después de leer un par de libros del Siciliano, son directamente amigos.

Un dato aparte es la relación del Comisario Montalbano con la gastronomía  y aquí me tengo que referir a otro gran escritor, en quien Camilleri se ha inspirado: El catalán Manuel Vázquez Montalbán, en cuyo apellido Camilleri ha homenajeado dándole un parecido al patronímico del protagonista de sus novelas policiales. Al leer a Camilleri, de lo único que te dan ganas es de comer mariscos, pescados, pastas y beber vino blanco hasta la inconsciencia. Las costumbres Sicilianas te van a producir una puteada inmediata de porque no naciste en Italia, donde la comida, la siesta, el copete y la buena vida son una religión.

Hay escritores que producen en mí una sensación de bienestar hogareño, me acomodo a su escritura antes de terminar el primer párrafo. Andrea Camilleri es eso para mí.

EL ladrón de meriendas, Andrea Camilleri (1996)

Publicado en Argentina: Narrativa salamandra 70$ARS

Otras obras del autor: Un giro decisivo, la paciencia de la araña, la excursión a Tindari, Las alas de la esfinge.

Esta es la tercera obra de Andrea Camilleri de la saga protagonizado por el Comisario Salvo Montalbano, como en su mayoría, la trama trascurre en el pueblo imaginario de Vigáta, donde el asesinato de un anciano, apuñalado en un ascensor y la muerte de un tunecino en un pesquero por parte de la guardia costera se entrelazan con un suceso en común, la desaparición de una joven tunecina llamada Karima cuya investigación lleva al comisario al turbio mundo de los servicios secretos y su dura política inmigratoria. Fuerte es el hincapié que hace el autor en el constante rechazo hacia los inmigrantes

Como en todas las obras de Camilleri, la risa se suelta en varios pasajes. La relación de Montalbano con el telefonista Catarella, los celos que siente de su compañero Mimí Auguello, el amor reprimido y liberado (siempre en ese orden) hacia su novia Livia, quien ya cambio su postura de “amor a distancia” y pide firmemente una respuesta: CASAMIENTO E HIJOS…….CARAJO! generan  una atención constante, tanto por los misterios, perfectamente relacionados, como por los vaivenes sentimentales de sus protagonistas. En el ladron de meriendas, vemos un Montalbano mucho mas conmovido por la posibilidad de formar una familia, angustia que lo lleva a querer adoptar al hijo de Karima y casarse con su novia Genovesa.

Por último quisera remarcar lo bien plasmadas que están las críticas del autor acerca de la inmigración en Europa y las duras leyes europeas hacia los inmigrantes. Me preguntó, yo personalmente, el porqué de décadas de Políticas anti inmigratorias cuando varios de esos países que aplican la intolerancia como moneda corriente, fueron los mismos que han colonizado, usado y abandonado al continente africano. Sin embargo, ante cualquier conflicto en cualquiera de aquellos territorios africanos, el viejo continente se siente libre de opinar, como si la neutralidad y la tolerancia de fronteras fuese una característica propia de los mandatarios.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: