Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Libros’ Category

Antes de escribir acerca del tremendo libro de Don Winslow, tengo que advertir a quien lo lea sobre la serie de sentimientos que crecerán de forma vertiginosa en el lector. Sentimientos que, con el único objetivo de evitar terminar entre los muchachos del pabellón común de Marcos Paz, se deben evadir, para preservar asi la libertad.

Al leer “El invierno de Frankie Machine”  vas a querer, indistintamente tu sexo:

-Ir al registro civil, cambiar tu apellido por uno de fuerte connotación italiana (sí ya lo tenes, te lo ahorras)

-Irte a Estados Unidos o Italia y meterte a laburar con cualquier mafia.

-Poner un cabaret

-Vender falopa en el cabaret

-Pasearte por las Vegas en autos importados lleno de putas

-Meterle tres tiros en la nuca a cualquier perejil que consideres molesto a tus fines. Sobre todo si dicho perejil, además es buchon

-Casarte con una Stripper

-Matar a la Stripper  con un alambre por que estas cruzado

-Tener muchas armas, de distinta calibre.

 

Toda esta serie de ideas que indecliblemente pasaran por la cabeza de quien lo lea, se deben pura y exclusivamente a que Don Winslow escribe muy bien, me gusta porque es cortita y al pie.

 Don Winslow

 Ed.Planeta 2010 415 pág.

El invierno de Frankie Machine es la historia de Frank Machianno, un tipo de 60 años, ex asesino a sueldo de la mafia de los 70´s y 80´s, vive en San Diego y además de asesorar a varios restaurantes es vendedor de carnada en el paseo marítimo de la ciudad, lo que se dice un turbio totalmente retirado de la actividad ilegal. Metódico con la comida, divorciado, en pareja con una ex stripper, con una hija estudiante de medicina, su vida transcurre tranquilamente en la baja california, feliz de ya no estar mas en la mafia y así poder disfrutar de su familia, su café, sus bagels de cebolla y del surf.

 

Sin embargo, una noche un hijo de un capo le pide un favor, donde a Frank le hacen una cama y se salva por poco. Pero para conseguir su salvación se carga con suma habilidad a dos tipos que tira de un barco. Desde ese momento Frankie Machine es un fugitivo de la ley. Llegando a la pagina numero cien, no podes soltar el libro. No para de cargarse gente y a su vez el autor utiliza el recurso de los flashbacks que van muy a tono con la novela, mostrando entre cosas el panorama política americano de los setenta, como las tranzas entre Richard Nixon y los sindicatos y así también explicando la historia y códigos de los mafiosos. El autor conoce bien la calle, durante mas de diez años fue investigador privado. Ningún gil.

 La prosa no es una cosa que te vuele la cabeza, pero eso no es parámetro de saber o no escribir. La verdad es que en esta novela es muy simple, no solo la presentación de los personajes y su posterior descripción sino también las acciones.

 

Si tiene un problema en el caso de que quien lo lea sea argentino y es que la traducción es terriblemente española….JODER!!

Anuncios

Read Full Post »

 Si me preguntan cual fue el autor que mas he leído en los últimos cinco años. Respondo Henning Mankell sin pensarlo un segundo. Hay ciertos escritores que, como lector, te acomodan en el primer párrafo, ya sabes como viene la mano, lo lees con facilidad, te lleva el solo, eso se logra después de varios libros. A mí con el sueco me pasa eso.

Los primeros libros que leí de Mankell fueron, por orden, los de la serie del Inspector Wallander, poco sabia del autor más que era una bestia de la novela negra y que vivía la mitad del año en Estocolmo y la otra mitad en Maputo, Mozambique donde dirigía el teatro nacional. Después me entere que tenía una serie de libros con África como principal escenario. El primero de sus libros “no wallander” que leí fue Comedia africana, tremenda historia que narra a un chico que yace moribundo y cuenta su historia.

Moriré pero mi memoria sobrevivirá

Autor: Henning Mankell Tusquets (2008) 136pág.

Otras obras del autor de la serie africana: Tea-Bag, Comedia infantil, la ira del fuego.

Moriré pero mi memoria sobrevivirá es una reflexión personal de Mankell sobre como el sida afecta a África. Mezcla de diálogos reales con interpretaciones, Mankell escribe acerca del miedo y el dolor que experimentan en el continente los más humildes, aquellos que carecen no solamente de medicamentos sino de información. En moriré pero mi memoria sobrevivirá se plantean varios de los problemas que trae la propagación de la pandemia. En las primeras paginas de este ensayo, el sueco nos muestra  el visible vacío producto del SIDA. Con el correr de los párrafos el lector se encuentra ante un paisaje con muchos chicos, algunos ancianos y pocos adultos; el virus mata gente de entre quince y cincuenta años. Cuando un padre muere, los abuelos se encargan de los chicos, pero cuando estos también mueren, son los menores quienes se tienen que encargar de si mismos, y acá se rompe algo, cuando un chico tiene que ejercer de padre de otro, no entra firme al mundo adulto.

“Cuando puede decirse que la muerte ha llegado demasiado pronto?” Plantea Mankell a Christine, una joven madre infectada por el virus. La respuesta es simple, uno muere demasiado pronto cuando deja a sus hijos solos en una etapa que no pueden desenvolverse.

Moriré no es un análisis científico, no es un grafico de rrevista de ciencias. Es el relato de alguien que lo vive diariamente pero sobre todas las cosas, es el relato de quien no quiere que las muertes no dejen huella, morir no es olvidar. Y para lograr su objetivo, Mankell viaja a Uganda (país ejemplar a la hora de afrontar al virus) y nos habla de “los libros de recuerdos” donde los enfermos pueden dejar algún recuerdo para sus hijos, una nota, una mariposa aplastada, dibujos, explicaciones acerca de cómo cocinar o cosechar. Dentro de todos estos relatos, sobresale el de Moses y Christine, portadora y madre de una chica llamada Aida, que planta y cuida rigurosamente un árbol de mangos.

Además de historias de portadores en  África, también realiza un breve pero muy buen análisis de los miedos que se experimentan en los países primer mundistas que si tienen acceso a los medicamentos. Dentro del rol que han tenido los países europeos y los Estados Unidos, escribe acerca de como sus gobiernos le han dado la espalda durante varios años a la enfermedad, años durante los cuales no han hecho otra cosa que buscar chivos expiatorios en los homosexuales, los negros o los pobres. No se cuanta gente no ha sentido miedo alguna vez del VIH. Creo que su breve paralelismo se define con una pequeña reflexión suya: “El dia en que se escriba la historia del sida en la década de 1980, saldrán a la  luz, con toda su fuerza demoledora, muchas imágenes oscuras”

Moriré pero mi memoria sobrevivirá refleja la lucha personal de sus protagonistas contra el virus, un combate que ya tienen perdido pero pese a eso, mantienen la dignidad, porque es este el último recurso a defender, después solo queda la muerte.

Para Mankell el VIH SIDA se sigue expandiendo por la falta de información, la falta de apoyo de los países desarrollados, la miseria y la injusticia ¿De que manera sino es por medio de la educación se podrían modificar ciertas costumbres sexuales?“Sin duda la avaricia y la falta de humanidad dirán mucho de nuestro tiempo” Dice Mankell

Es inevitable no pensar en el abandono de los más necesitados por parte de los gobiernos del primer mundo. Acaso las investigaciones para combatir a las enfermedades y sus consecuentes soluciones no deberían llegar en primer lugar a los que menos recursos tienen para afrontarla? Es evidente que dicho margen económico no es contemplado por gran parte de las industrias farmacéuticas. Pienso que con el sida, al igual que con las guerras o desastres naturales, la peor parte siempre se la lleva el pueblo. Mankell nos muestra una vez más un escenario que no se puede pasar por alto y deja bien en claro un mensaje: morir no es olvidar y educar es sinónimo de prevención y por decantación es sinónimo de sobrevida.

Siempre que leo un libro de Mankell siento que lo hago por razones personales, sin embargo en este corto ensayo lo que mas me atrajo fue su idea de que morir no es olvidar y es por medio de esta conexión que surge la creación de los libros de recuerdos  o memory books donde las personas, sobre todo las que tienen hijos, pueden contar su historia, educar y enseñar. Moriré pero mi memoria sobrevivirá esta repleto de imágenes que el autor no se ha podido quitar de la cabeza pese al paso del tiempo. Creo que en el transcurso de la vida, todos o casi todos tenemos ciertas imágenes que no podemos borrar, algunas nos persiguen y otras simplemente nos acompañan. Pienso que estas imágenes inborrables son producto, no solo, de una cercanía a la muerte, a la cual quizas no estamos acostumbrados sino que tambien son un diálogo sin palabras que se da con alguna persona, que por medio de una simple expresión, dice mucho, sin decir nada.

Hace un par de años, durante un tiempo, quise estudiar medicina, de hecho comencé la carrera. Sin embargo con el correr de los meses me empecé a hacer la idea que realmente no era lo que quería, ya para ese entonces estaba comenzando a sumar horas de vuelo como alumno piloto. Pero como no quería tomar esa decisión apresuradamente, conseguí por medio de un conocido ir a presenciar cirugías al hospital de gastroenterología, el Udaondo, en parque patricios. Pensé que quizás, estando en un ambiente de laburo hospitalario podía volver a incentivarme. Uno de esos días, estaba en un pasillo donde había varios quirófanos, me apoye en una pared, con mi ambo, esperando a un médico con el cual yo iba a entrar. Mientras esperaba vi a un tipo en una camilla, su mirada se cruzo con la mía justo cuando comenzaban a trasladarlo a quirófano, no hacia falta ser médico para darse cuenta de que estaba hasta los huesos. Me miro, cerro los ojos un segundo, levanto las cejas y movió sus manos apuntando al techo. Como quien dice “y bueh…” No vi en sus ojos ni miedo, ni dudas. Más tarde escuche al cirujano abdominal que lo opero hablar de un tumor retroperitoneal, y que el tipo estaba sentenciado ya. Pese a que los años pasan, me sigo acordando una y otra vez de su cara y su expresión, estoy seguro que murió. Esa expresión me acompaña hace años y espero no olvidármela. 

De paso cañazo digo que Sarkozy me parece un forro, sorete malcagado y sin memoria…su esposa me calienta muchisimo.

Read Full Post »

Cuando tenía 16 años leí dos libros que  marcaron mi gusto literario: “Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño y “el gran arte” de Rubem Fonseca. Me acuerdo cuando mi viejo me dio este último. “Andas leyendo muchas boludeces últimamente, ya estas grande” me dijo. Así que ahí nomás, tire a la mierda el libro que me habían dado en el colegio (me la lleve a marzo después) y empecé a leer “el gran arte”, en una edición de seix barral, traída de Colombia, totalmente hecha mierda, lo cual de entrada me produjo un interés extra. No hay detalle de esa lectura que no me acuerde. Un libro donde abundan el sexo, la gastronomía, los crímenes y las calles de Río de Janeiro no puede fallar. Es como decir “Lindo culo, lindas tetas, linda cara, estudiante de Letras” Listo, ya esta, llama a licitación, tengamos hijos. Que una mujer realice el mismo algoritmo pero con un hombre. O con el sexo que quieras (pero no con un/a menor…no seas enfermo/a)

Rubem Fonseca nació en 1925 en Juiz de Fora, Minas Gerais. Es escritor y guionista de cine, sin embargo empezó a escribir ya entradito en años, a los 38. Previamente había estudiado derecho y especializado en derecho penal. Inicio su carrera a comienzos de la década del 50, trabajando como comisario del distrito 16 de Río (crudo crudo). Su estilo narrativo se iría forjando en base a sus experiencias laborales, sin ir mas lejos, a mediados de esta década, se va becado a Estados Unidos donde estudia administración de empresas. Varios de sus relatos tienen como protagonistas diversas estafas.

Mas tarde, regresa a Brasil donde intenta conseguir un puesto como juez. Fue en esta época donde desarrollo mas a fondo su labor como abogado de los mas pobres y de esta manera presencio mas de cerca la corrupción y maltratos tanto de los individuos particulares,  como el que ejerce el estado sobre los mismos.

En las Obras de Rubem Fonseca sus personajes se caracterizan por experimentar la violencia física, el sexo (pero del jodido nada de “te amo” al oído) la corrupción, los asesinatos, y en mi opinión, de toda la dureza que se muestra en su escritura su mayor logro es la representación de la marginalidad. No solo por la feroz critica a la sociedad sino también porque en sus obras el marginal es consciente de su marginalidad y a su vez se resigna totalmente a quedarse en silencio y es a través de esta revelación que se llega a la crítica social. Sus personajes son presentados de una manera humanizada, pero llenos de complejos a la vez. Un ejemplo de esto último lo encontramos personificado en uno de sus cuentos “Pierrot de la caverna” cuyo narrador, es un escritor frustrado que habla solamente ante una grabadora (cucu!!) , y describe, entre muchas otras cosas, una relación que mantiene con una chica de 12 años.

Otro personaje tremendo es “El Cobrador” un hijo de puta con todas las letras, mas malo que la peste. Su personaje llega a la hermosa conclusión de que a lo largo de toda su vida ha estado en el bando de los que pagan y no reciben nada a cambio. El dice: “Todos me deben algo, me deben comidas, coños, cobertores, zapatos, casas, coches, muelas!” así que tras darse cuenta de que el estado no le devolverá nada, decide cargarse cuanto individuo se le cruce. Por ejemplo: Los dientes blancos del actor de una propaganda lo llevan a matar a palazos a un dentista… Macanudo!!

Con este ultimo relato (“el cobrador”), Fonseca culmina una etapa de cuentos. Mas tarde, la mayor parte de la década del 80, escribirá 4 novelas policiales. Historias en las cuales, su género será nuevamente un recurso para plasmar una crítica a la sociedad consumista.

Resumiendo, las obras de Fonseca son picantes, representan directamente el mundo donde encontramos, asesinos, proxenetas, putas, adictos, pedófilos, corruptos, sicarios y demás bellezas humanas! Si lo tuviese que describir diría que es un escritor con huevos.

Hace varios años cuando conseguí “Los mejores relatos” (2004)  en su prologo, Romeo Tello Garrido cita algo que creo lo pinta de cuerpo entero:

 

Al parecer Rubem Fonseca prefiere pensar que un escritor puede decir todo lo que a él le parezca importante, independientemente de lo que los lectores puedan opinar al respecto, pero siempre a través de sus obras y no como personaje público que dicta sentencias en cuanto tiene un micrófono enfrente. Él mismo me comentó después que John Updike le había dicho alguna vez que la fama es como una máscara que los hombres suelen ponerse, y que resulta peligrosa porque devora el rostro original, le impone gestos, niega la identidad de quien se la ha echado encima.

 

Entendiste careta? Aguante River

No hay como Fonseca, no hay como las brasileras.

El Gran Arte de Rubem Fonseca (1984)

Editorial: Seix Barral

344 páginas

Otras obras del autor: Agosto, Bufo y Spallanzani, Vastas emociones y pensamientos imperfectos

 

El gran arte tiene como protagonista al abogado penalista Mandrake, que junto a su socio Wexler, tiene un estudio jurídico en el centro de Río de Janeiro. Amante del ajedrez, del vino portugués, de los mariscos, los cigarros y las múltiples amantes, muestra desde un comienzo un interés vocacional por la marginalidad, lo cual a veces lo lleva a ejercer su profesión de abogado de manera parcial. Una mañana llega a su estudio una mujer preocupada por su amiga desaparecida, tras lo cual Mandrake se lanza a la investigación de un asesino de mujeres que graba la letra P en la cara de la victima (ni un poco enroscado)

Durante el transcurso de la novela, se presentan ante el lector policías corruptos, buchones, cafishos, tranzas, prostitutas y un millonario al mando de una organización que, o casualidad, ¿que mueve? Falopa y putas, lógico. Que va a manejar?

Todos sus protagonistas son viscerales en su forma de ser, en el “el gran arte” no hay ni buenos ni malos, todos son lo que son, producto de su historia y de su pasado y todos y cada uno de ellos lo tienen bien en claro. Y por supuesto, la marginalidad tiene un rol protagónico en esta historia. Ella es el espejo que genera la crítica, más allá del suspenso que posee la novela, el nudo policial no es más que un recurso para mostrar la criminalidad Brasilera.

El Gran Arte no para. No para por la violencia, por el sexo, por el contexto político, por Río de Janeiro y tampoco para por Mandrake, por sus mujeres, por sus miedos, por ganas de ser detective, pero sobre todas las cosas no para por su crítica. Fonseca no escribe para que te diviertas, escribe para que pienses.

Ahora si me das a elegir, entre pensar y esta brasilera…haceme una lobotomía.

Read Full Post »

Ultimamente andaba un poco reticente al nuevo boom de la literatura nórdica, mas alla de la bestia Henning Mankell, solo Per Wahloo y Maj Sjöwall me gustaban un poco. Como todo lo que se pone de moda, y debido a un problemita mio, inmediatamente me empieza a romper las bolas la fama. Y como a Stiegg Larsson y Asa Larsson (basta de Larsson) les di una oportunidad y no me gustaron tanto, ya me sentia en condiciones de putear a todos aquellos que habiendo nacido en escandinavia asomen para escribir suspenso. Pero, he aquí que me llega un libro de este muchacho tan simpático de Johan Theorin para ponerme en el lugar que me merezco (el lugar del boludo critico). A simple vista y con la intolerancia literaria que me caracteriza, estuve puteando un rato largo a quien me lo recomendo, diciendo diversas pelotudeces del tipo “tengo los huevos al plato de los suecos, ahora todos escriben policiales….bla bla bla bla”. Cuando empece a hojear el libro, me gusto que ponga fotos de su familia en la isla de Oland, me interiorice un poco mas y me entere que siempre fue un habitue de este lugar. Al pie de página voy a poner links acerca de esta isla. Puedo comentar superficialmente que es la segunda isla mas grande de Suecia después de Gotland y que se encuentra en el mar báltico.

La hora de las sombras

 

Autor: Johan Theorin

Editorial: Mondadori 2010

395 páginas

Otras obras del autor: Tormenta de nieve

La hora de las sombras es el primero de los cuatro libros de la serie El cuarteto de Öland. Cada uno ambientado en la isla Öland a lo largo de las cuatro estaciones del año.

Durante un dia nublado, Jens Davidsson, un chico de seis años desaparece sin dejar rastros. Veinte años después su abuelo Gerlof, un marinero jubilado, recibe un paquete con lo que podria ser una pista acerca de su deparecido nieto. A raíz de esto, llama a su hija Julia que desde la desaparición de su hijo vive hundida en el dolor, la cual decide regresar a la isla. Si bien Julia no tiene pensado quedarse mas de unos pocos dias en Öland, con el correr de los dias escucha sobre Nils Kant, un delincuente local, acusado de diversos siniestros y homicidios, supuestamente muerto pero que algunos isleños aseguran haber visto de noche en el lapiáz*.

La novela cuenta la historia de Nils Kant en pasado y presente. Empezando cuando el tenia diez años y siguiendolo a lo largo de su vida. Lo mismo hara con Julia y Gerlof, y los recuerdos que tendran ambos, junto a otros protagonistas de la desaparición del chico. Los personajes y sus diversas personalidades tambien se roban la atención. Nils Kant y su introspección (autista?) y pasion por el lapiáz. La perseverancia de Gerlof Davidsson hasta ultimo momento por vislumbrar el crimen. Y también, la mutación de Julia, comenzando con una mujer perdida en el pasado al comienzo de la novela y la fuerza que va adquiriendo a lo largo del libro. Theorin desidealiza completamente al típico protagonista duro de la novela policial, nada de whisky, ni armas, ni putas. No por eso deja de ser cruel en varios de sus parajes.

La escritura de Theorin es pausada, pero no por eso lenta. La verdad es que te atrapa desde la primera página. Tiene, además, ese tono bien nórdico para describir lo crudo del clima, pero creo que su principal virtud es describir de una manera bastante inofensiva una historia con mucha fuerza. Los personajes estan muy logrados y los nexos entre historias son MUY buenos.

Este libro esta muy bueno, es un lograzo.

Y esta sueca como esta?

Que es un lapiaz?

http://es.wikipedia.org/wiki/Lapiaz

http://www.google.com/search?rlz=1C1GGGE_esAR382AR382&q=lapiaz&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&hl=es&tab=wi&biw=1024&bih=630

Oland:

http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%96land

Per Wahlöö y Maj Sjöwall

http://es.wikipedia.org/wiki/Maj_Sj%C3%B6wall_y_Per_Wahl%C3%B6%C3%B6

Read Full Post »

En Grecia la comida esta buenisima y las minas tienen buenas tetas.

Después de este comentario bien machista tengo que decir que

… tambien hay buenos escritores de novelas policiales…

Tusquets
NARRATIVA (F). Novela

Enero 2008
Andanzas CA 650/1
Otras obras del autor: Defensa cerrada, muerte en estambul, el accionista mayoritario
376 pág.
65$ARS

Petros Markaris, es un escritor nacido en turquia en 1937 de padre armenio y criado en Grecia, es  autor, guinista y director de diversas obras de teatro, asi como tambien colaborador de series policiales y libros.

Noticias de la noche es la primera obra donde presenta como protagonista a Kostas Jaritos. Teniente de la policia griega, se lo introduce como un tipo bastante jodido, antihéroe total. Lo cual, junto con el relato en primera persona, le da un muy buen color.

Cincuenton, casado desde mas de veinte años con Adriani, padre de una estudiante de derecho independizada, griton, malhumorado, sarcastico, gastronomico, ex agente durante la llamada dictadura de los coroneles* se presenta en esta novela ante el caso de dos albaneses asesinados, cuya investigación se ve alterada con el asesinato de la periodista del Hellas Channel Yanna Karaniogui. De aca surge una muy logrado protagonismo de la poli con el periodismo, quizás a veces puede llegar a ser medio hollywodense, por decirlo de alguna manera ya que el periodismo tiene un rol cuasi-policial en torno a los crímenes. Bastante compleja, toda la novela es bien enredada, y un punto fuerte de Noticias de la noche es la buena conexión entre todos los sucesos.

Si bien, al principio de la novela, al teniente jaritos se lo pinta como un policia un tanto violento, probablemente influenciado por su pasado como oficial durante la dictadura donde presencio y aprendio diversos metodos de tortura, a lo largo del relato, Markaris exime a su protagonista de culpas, inclusive es respetado por los comunistas y delincuentes. Hay varios puntos que me gustaron de este libro: La relacion con su esposa, en una constante crisis pero que describe con sensibilidad. La descripción de atenas y su trafico o el hobbie de Jaritos por leer diccionarios y asi criticar la variación de la lengua moderna.

Markaris, consigue describir detrás del relato de los crímenes, una muy buena representación dela Greciade los 90 y la inmigración balcanica. Esto es algo que por ejemplo, se encuentra en muchos libros de Henning Mankell (Asesinos sin rostro, La leona Blanca, Los perros de riga, etc). Básicamente hacer una critica o dar una opinión encubierta detrás de una trama principal como puede ser un crimen. Creo que lo complicado de hacer esto es que dicha critica sea lograda.

Si bien en algunos pasajes, el libro quizas es un poco enroscado, el desenlace esta bueno y es sin duda una lectura entretenida. Lee a markaris bebe!!!

BESHEEZZZZZZAAAAAAA

Quien es esta yegua? Helena Paparizou

Dictadura de los coroneles: http://es.wikipedia.org/wiki/Dictadura_de_los_coroneles

Read Full Post »

Profundidades, Henning Mankell (2007)

Esta es una de las primeras criticas de libros que hice alla por el 2007. Recomiendo mucho a este autor, no dejen de leerlo.

http://www.henningmankell.com/


  • Profundidades
  • Henning Mankell
  • Editorial Tusquets, Bs.As 2007-07-27
  • 312 pàginas
  • Otras obras: Asesinos sin rostro, la falsa pista, la quinta mujer, el cerebro de Kennedy.

Profundidades, es el ùltimo libro de Henning Mankell publicado en castellano. A diferencia de la serie protagonizada por Kurt Wallander, esta novela es mas fria e introspectiva.

Profundidades, comienza en Estocolmo en otoño de 1914, en vìsperas de la Primera Guerra Mundial y esta protagonizada por Lars Tobiasson-Svartman, hidrògrafo encargado de medir las profundidades para aglizizar las vias marítimas de la flota sueca en el Bàltico. Al comienzo parece otra novela policial del comisario sueco, el protagonista viaja en misión secreta, vive en medio de un clima hostil a bordo de un barco anclado en el medio del Bàltico y durante los primeros dias de estadia aparece un cadáver junto a un costado del barco. Sin embargo, a medida que transcurre el texto, el protagonista comienza a pensar en si mismo de una manera enfermiza, mucho mas que en otros libros del autor, y a lo largo de la obra pierde el control de sus acciones como si se tratara de una novela rusa del siglo XIX.

Una vez iniciada la travesia, Lars Tobiasson-Svartman comienza a mostrar el aislamiento en el que se encuentra y a reflexionar con respecto a la relaciòn que tiene con su mujer Kristina: “…estaba casado con una mujer que contestaba las cartas pero nunca tomaba la iniciativa de escribirlas…”

Una madrugada el acorazado esta anclado y hay calma chicha, Tobiasson-Svartman parte a remar por el mar y desembarca en un islote donde conoce a su ùnica habitante, una viuda llamada Sara Friedka. A partir de ahí la novela cambia de rumbo.

A lo largo del texto el lector observa la verdadera personalidad del protagonista, sus mentiras constantes, su psicopatía, su violencia, su egoismo y su poco aprecio por los demas.

En el transcurso de la obra, Tobiasson-Svartman tiene varios encuentros con la muerte: un marinero con apendicitis que debe ser llevado a tierra y muere durante la cirugía, el cadáver de un joven soldado aleman aparece flotando una madrugada, el capitan Jakobsson muere de un infarto y como para estar a tono con el clima, el mismo Tobiasson-Svartman se carga un gato con total frialdad.

Compleja en algunos pasajes, la novela cae, por momentos, en una a introspección algo excesiva. Pero lo que permanece inalterable, en el autor de “cortafuegos”, es su capacidad de describir los paisajes y hacer sentir en el lector los climas invernales, y en esta novela hace frio en serio.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: